Comunicación
Expresión
Te hablo a vos- Me hablo a mi mism@
Te digo y te percibo
Me escucho, te escucho
Encuentro
Expresarnos es ser auténticos con nosotros mismos.

 

Lo que no se dice
Lo que no se dice se retuerce en la impotencia
Lo que no se dice calcifica el corazón
Lo que no se dice amarga el deseo
Lo que no se dice endurece la mirada
Recrudece la sonrisa y nubla la razón.
Decir es nombrar el sentir,
Darle espacio afuera del cuerpo y compartir con el otro lo que se vence adentro de uno mismo.
Decir es expresar lo que merece ser del otro también
Al decir corre el agua, viaja el viento, se renueva la emoción, que si se quedara adentro mataría el alma en una guerra de dolor.

Expresar es darle forma a lo que nace en la infinitud del alma.

 

La temporalidad de la expresión vive afuera del reloj y de las agendas

La expresión necesita de la misma creatividad que cualquier arte. Así como en el teatro el actor piensa la escena, el personaje, el contexto, todos también pensamos acerca de los momentos en los que nos expresamos. Y, cuando es necesario, los preparamos, para intentar que el otro perciba el mensaje que queremos que le llegue. Más que de una transmisión diría que se trata de un baile en el que, por medio del movimiento de todos los sentidos, nos comunicamos, creamos instantes de comunión, donde nos escuchamos, nos miramos, nos percibimos.
Pensar la expresión es darle a la comunicación la importancia que tiene. Dado que de acuerdo a la forma en la que logremos expresarnos con nosotros mismos podremos, también, tener buenas conversaciones con los demás.
Se trata del arte de comunicarnos, porque por más planificación que hagamos

La estación de la expresión

Llega septiembre y estalla la naturaleza en un sin fin de colores, texturas y aromas, como si despertara la ciudad de un largo sueño en el que estuvo suspendida. No es que nos dormimos en realidad, sino que en cada estación el pensamiento y la creatividad se manifiestan de forma diferente.
Primavera, tiempo de poesía y expresión viva. Despierta la intensidad suspendida del invierno, y se hace grito, se hace verde, más verde que nunca, explota la flor que fue semilla del frío.
Expresar para ser, la expresión como puerta de la autenticidad, expresar es decir lo que ya no se vuelve a callar nunca más. Expresar es hablar con los demás, pero antes decirnos a nosotros mismos lo que cambia, lo que el deseo manda hacia adelante como flecha con dirección, fuerza y precisión. Hay momentos en los que nos dejamos llevar como plumas, vamos donde el viento nos oriente, somos débiles, livianos vamos por la vida sin marcar camino. Hasta que en un momento nos damos cuenta de que somos la fuerza del arco, somos punta de flecha y tenemos la decisión de enfocar y lanzarnos hacia nuestros sueños y objetivos.
Cuando somos flechas los sueños pasan a ser proyectos a los que vamos a ponerles todo de nosotros mismos para verlos crecer y florecer.

Soledad González Alemán

 

Expresarnos tiene varias ventajas tanto en el cuerpo físico como emocional. Nos permite sacar emociones acumuladas, y desde ahí liberar el físico. Cuántas veces quedamos "atragantados" en el cuello por palabras no dichas. O el estómago paralizado por situaciones no expresadas, sin digerir. Las espaldas duras y encorvadas de cargar historias inconclusas. Soltar enojos, resentimientos o simplemente llorar nos permite sacar del cuerpo energía estancada.
Expresarnos está censurado por quienes nos marcan que ser bueno es ser obediente y no contradecir mandatos sociales ni familiares. Hasta nos enseñan desde niños que llorar no está bien, y así empezamos a rechazar y guardar emociones que tienen mala prensa.
Nos educan para desconectarnos del sentir, sobre valorando el pensar, y crecemos sin expresarnos. Tampoco expresamos lo que deseamos, porque nos vamos olvidando al mismo tiempo que nos desconectamos.
Muchas actividades desde el arte terapia y el yoga nos permiten expresarnos.
Eduquemos para hablar, desde el juego, lo artístico, el movimiento. No perdamos esa capacidad al crecer.
Expresar relaja el sistema nervioso, librera estrés y nos da bienestar en nuestra vida.
Vivamos livianos. Felices. Recordemos: el perro que no muerde para afuera, muerde para adentro.


María Cananiz
VIVIR SIMPLEMENTE
www.mariacananiz.com
Profesora de Yoga. Terapeuta Gestáltica. Técnicas de Relajación y Meditación. Autora libro Pintar Valores/Emociones pintadas. Coordinadora de grupos de crecimiento personal.
(011)153 117 3384
contacto@mariacananiz.com
@mariacananiz

 

Darse cuenta, vaciarse, tirar el lastre, encontrar el modo de expresar los sentimientos y que lleguen a lxs destinatarixs. No siempre es con la palabra, aunque hablar y expresar suenen a sinónimos. A veces tampoco el arte alcanza, ni los cuerpos, ni los gestos, para vaciar las almas de lo no expresado y darle lugar a cosas nuevas. Las almas necesitan lugar constantemente y lo piden a gritos. Lograr "simbolizar" en forma adecuada nuestro mundo interno sería la tarea. No existe otra medicina que logre el sosiego que un puñado de gestos y palabras justos y su mixtura con cosas necesarias, que dejarán escapar lo rancio, para que adentro todo pese menos.


Ernesto Garabato

 

Habilitamos el proceso de expansión de las sensaciones emocionales internas que necesitan exponer su ilimitada capacidad creadora. Rompemos con las cadenas que nos atan a la vergüenza, a la crítica, a la descalificación y que sólo alimenta el miedo a través de nuestro EGO, convenciéndonos de que no vamos a poder, de que vamos a fracasar. Cuando el chakra garganta se bloquea, nos está indicando que hay una obsesión por la perfección, que hay carencia de creatividad y que debemos observar las mentiras que nos hacemos a nosotros mismos. La palabra a través del sonido refleja creatividad, que alineada al sentir y al hacer nos equilibra y surge la voluntad, y así podemos ser genuinos, auténticos, espontáneos, dándonos la oportunidad de SER nosotros mismos, seres libres expresando el gran potencial interno que todos tenemos.
Lo mejor es alimentarnos, no a través del ego, sino a través de la humildad, y así conectar con la percepción para escuchar a nuestro corazón, desde donde también actuamos y expresamos tal cual lo que sentimos. Cuando desbloqueamos dicho chakra iniciamos el gran camino de evolución que nos lleva a la autosanación corporal, mental y emocional de heridas acumuladas, posiblemente desde la infancia, logrando expresar nuestro gran talento revelador e innato que había quedado dormido, bloqueado, desmotivado, mostrando sin tapujos, a partir del amor propio, la fuerza del espíritu, la propia esencia y quiénes somos verdaderamente.


Alejandra Bevilacqua
Astrología- Tarot- Reiki- Numerología

 

Se abre una puerta a la comunicación, a la información y al diálogo. Se expresa el pintor con sus pinceles, el músico con su instrumento, el escritor con su lapicera. El arte en sí misma es una expresión excelente, gracias a ella se ha escrito parte de la historia de la humanidad, se pudo saber cómo vivían, como pensaban y en qué creían las grandes civilizaciones, algunas, desaparecidas totalmente como, por ejemplo, los Mayas.
Cuando el ser humano comenzó a expresarse, a comprender, a darse a entender, la humanidad comenzó una carrera vertiginosa hacía una meta que aún no ha alcanzado. Con la aparición de las religiones, la espiritualidad y el psicoanálisis, surgieron otras formas de expresión: sentimental, emocional, espiritual; y los seres humanos debemos enfrentar nuevos desafíos en este sentido.
A diario nos expresamos de muchas formas y la vida se hace más enriquecedora, el único inconveniente es que cuando la gente se expresa debe haber del otro lado alguien que escuche, que comprenda y que acepte esa expresión, después habrá tiempo de analizarla y llegar a la conclusión de aceptarla, creerla y, por sobre todo, respetarla.
Cuando nos expresamos sucede algo extraordinario, dejamos de ser tú y yo, para convertirnos en "nosotros", y a los "otros" les pasa lo mismo.
También existe otra forma de expresión muy importante: "el silencio", pero ese es tema para otro momento.


Rubén E. Saura
EL RINCÓN DEL ESCRITOR

 

La expresión, para mí, se completa con la recepción del otro, y esto se relaciona con el concepto de otredad, que remite a que nuestra identidad se construye con la existencia de un otro.
Desde mi profesión como licenciada en Ciencias de la Comunicación, la Universidad de Buenos Aires me dio una mirada crítica de las cosas. Tal vez es por ello que desde El Portal de Saavedra, página de Facebook con noticias del barrio, me animé a iniciar, trato de reflejar los problemas del barrio desde otra mirada, no la oficial, la que nos quieren imponer, sino la que creo que hay que visibilizar en estos tiempos, la mirada desde el punto de vista de los vecinos.
Si aunque sea una persona, al leer mis notas, se movilizó o concientizó de los problemas del barrio, mi expresión, mi tarea, habrá cobrado sentido. Los invito a todos a seguir la página en Facebook.


Lic. Alicia Victoria Miranda, directora de El Portal de Saavedra.

 

"Si la historia escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia, la verdadera historia, quien quiera oír que oiga". Litto Nebbia